El día de hoy el Gobierno nacional tomando una decisión histórica a través del decreto 721/2020 firmado por el presidente Alberto Fernández, el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y la ministra de de las Mujeres, Géneros y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta, estableció que el sector público deberá contar con un 1 por ciento de representación trans, travesti y transgénero.

https://www.boletinoficial.gob.ar/detalleAviso/primera/234520/20200904

La medida abarca a las personas travestis, transexuales y transgénero, hayan o no efectuado la rectificación registral del sexo y el cambio de nombre de pila e imagen. Ellas tendrán derechos a condiciones equitativas y satisfactorias de trabajo y a la protección contra el desempleo, sin discriminación por motivos de identidad de género o su expresión.

Para garantizar que el cupo se cumpla «se deberán establecer reservas de puestos de trabajo a ser ocupados exclusivamente por personas travestis, transexuales o transgénero». » En el caso que las personas aspirantes a los puestos de trabajo no hayan completado su educación se permitirá su ingreso con la condición de cursar el o los niveles educativos faltantes y finalizarlos».

Para que el cupo se pueda completar, en el Decreto se establece la creación de un registro voluntario para que se puedan anotar todas las personas travestis, transexuales y transgénero aspirantes a trabajar en el sector público nacional.

Sin duda nos encontramos frente a una importante medida que repara vulneraciones y promueve la inclusión de un colectivo históricamente excluido.