*Escribe Dra. Gisela Aburto, abogada, directora de la Comisión de Mujer, Infancia, Adolescencia y Juventud de la Legislatura.

El día de hoy la Legislatura de la Ciudad aprobó en primer medida el tratamiento sobre tablas y luego el proyecto de Ley que adhiere al Protocolo de Interrupciones Legales del Embarazo (ILE) que elaboró el Ministerio de Salud de la Nación.  La ILE es ley desde 1921 pero si no hay protocolos no hay planes de acción que contengan a todas las personas con capacidad de gestar en cualquier contexto.

Con 40 firmas de legisladorxs de todos los bloques políticos e impulsado desde la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto, Legal, Seguro y Gratuito se presentó a principio de año y hoy logró aprobarse.

Este proyecto adhiere al Protocolo que elaboró el Ministerio de Salud de la Nación que da por sentado derechos consagrados para concentrarse en los lineamientos de salud pública y establece que para acceder a la ILE, las personas gestantes sólo deberán pedirla y cumplir con dos requisitos: dar su consentimiento informado y firmar una declaración jurada que afirme que su situación está entre los casos comprendidos por la ley para la intervención. Entre el pedido y la realización de la práctica no pueden pasar más de 10 días “corridos”; la decisión de quien pide el aborto “es incuestionable y no debe ser sometida por parte de las/os profesionales de salud a juicios de valor derivados de sus consideraciones personales o religiosas”. La práctica, además, puede realizarse de manera medicamentosa (la guía brinda más de una opción en ese sentido) o mediante un procedimientos instrumentales.

Sin dudas esta adhesión implica una victoria y un paso más en este camino que el movimiento feminista con su ola verde viene recorriendo en la conquista del derecho del aborto, legal, seguro y gratuito.