La CADH repudia el golpe contra el legítimo gobierno del Estado Plurinacional de Bolivia, encabezado por Morales y Lineras.

Los actos de desestabilización planificados  por  grupos autoritarios que niegan el estado de derecho desde posiciones racistas y clasistas y levantan el odio y la violencia para deshacer las políticas de  distribución,  ampliación de derechos e igualación social, impulsadas por Evo.

Luego de las sangrientas dictaduras, los pueblos de América Latina han trabajado por construir la democracia como único camino para atravesar los conflictos sin violencia.

EVO NO ESTA SOLO, NO AL GOLPE DE ESTADO EN BOLIVIA.

Exhortamos a  toda la comunidad internacional, a los gobiernos de la región y a toda la institucionalidad política y social que se definen como democráticas,  a repudiar el golpe e impulsar acciones para promover en Bolivia la paz, la garantía de la vida y la libertad  y la restitución del funcionamiento de la democracia.

En los últimos años, la emergencia de una derecha autoritaria, racista, clasista y que desprecia los derechos humanos, amenaza la región. Resulta imperioso e imprescindible repudiar el golpe de estado sin vueltas.

El gobierno de Evo Morales es el gobierno legítimo de Bolivia.